15082379748308

Un corte de pelo contra el cáncer

El 19 de octubre, Día Internacional del Cáncer de Mama, reconocidos peluqueros van a cortar el pelo de manera gratuita para fabricar pelucas solidarias


A Enriqueta le acompañaba su larga melena hasta la cintura desde el instante en que era adolescente. Hace poco más de un año le diagnosticaron cáncer y, debido a la quimioterapia, lo perdió. “Me adquirí una peluca corta, que todavía estoy pagando, para salir del paso, pues con un pañuelo me hubiera costado salir a la calle. No me podía permitir una de pelo largo pues son muy caras”, cuenta. Mas Enriqueta se miraba al espéculo y no estaba a gusto con el reflejo que este le devolvía. Porque el cáncer no solo provoca una evidente pérdida de salud, sino que también afecta psicológicamente por los cambios físicos que se derivan de su tratamiento. “Ya suficientemente duro es tener que pasar por este trance”, explica. Pero las donaciones de pelo le devolvieron su flequillo y su pelo largo. “Ahora me veo bien”, relata. Como ella, muchas mujeres enfermas de cáncer se podrán favorecer de ‘Peluca solidaria’, el proyecto social que han llevado a cabo los fabricantes de pelucas Naturaleza Hair Systems (la única fabrica de este género que hay en España), que, con motivo del Día Internacional del Cáncer de Mama el próximo diecinueve de octubre, realizarán cortes solidarios.

Durante el día diecinueve, algunos de los mejores peluqueros de la capital de España van a cortar el pelo de forma gratuita a todas las personas que se aproximen a la fábrica de pelucas, ubicada en la calle Xaudaró treinta (detrás del Centro de salud Ramón y Cajal), desde las diez de la mañana hasta las 20.30 horas. Asimismo va a haber posibilidad de hacerlo en la peluquería Play Extension de la Vaguada y en el hall principal del centro comercial de Príncipe Pío. Gracias a esta donación, las pacientes con cáncer que no tengan recursos suficientes van a recibir una peluca. El de Enriqueta no es un caso apartado. “Hay mujeres que se han puesto en contacto con nosotros porque tenían el pelo larguísimo y cuando se les ha caído, no querían salir de casa”, nos cuenta Esther Maceda, responsable de esta iniciativa. “La peluca les ha devuelto la confianza en un instante delicado, de ahí que nuestro proyecto es que absolutamente nadie que lo necesite se quede sin peluca por no tener recursos, podemos ayudarles”.”Es increíble ver lo concienciadas que están las niñas. Sorprende ver de qué forma vienen prácticamente más menores a donar su pelo que adultos”, cuenta Carmen Murcia, una peluquera de Valencia involucrada en la causa que deriva a la fábrica el pelo donado en su red de establecimientos. Ruth, una de sus clientas, se conmueve mientras la razón por la cual decidió donar su pelo. “Mi primo y mi abuela tenían cáncer en ese momento y yo deseaba mudar de ‘look’ así que fui a la peluquería decidida a donarlo. Es verdad que acabe cortándome más de lo que pensaba pero lo volvería a hacer sin titubear”, cuenta.María Nogales también decidió ceder treinta centímetros de su pelo en Kamm peluqueros.

“Tengo una amiga que colabora con la fundación Aladina y eso me mentalizó. Conque hablé con mi peluquera y le pregunté que como podíamos hacer para donarlo”, explica.

Un proceso artesanalEl cabello donado pasará por un proceso artesanal hasta convertirse en peluca: tratamiento en el laboratorio, desinfección y procesado. Se apartan las canas de manera manual, se corta, se divide por medidas, se pesa y se cepilla. Finalmente, el cabello se cose a mano para que el resultado seacompletamente natural.Para hacer una peluca de pelo natural se precisan entre ciento cuarenta y trescientos cincuenta gramos de pelo. Sirve todo tipo de cabello: rizado, plano, fino… Lo único que se precisa es que tenga una longitud mínima de veinte centímetros. “Se puede donar tanto si tienes mechas tal y como si lo tienes teñido si bien el pelo de mejor calidad sea el natural”, explica Maceda.”Tampoco hace falta gastarse 3.000 euros para tener una peluca. A partir de ciento cincuenta euros se puede tener una buena de fibra y una de pelo natural a partir de 400 euros. Dependiendo de la persona y de su situación particular es mejor una o bien otra. Lo ideal es hacer un diagnostico a cada paciente para ver como es la más recomendada”, apostilla. Una peluca no les va a poder devolver la salud, pero quizá sí haga más grande su sonrisa.

Puedes tener tu salida laborar realizando diferentes cursos de peluqueria muy cerca de tu barrio y ayudar con esta hermosa causa.

Para mayor información, ingresa aqui: http://www.institutosiap.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *