Combustible-paro

Chubut apunta a producir un millón de toneladas de fuel oil

COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – “Tenemos que cambiar el paradigma desde provincia productora de crudo, a provincia productora de energía”, planteó el ministro de Hidrocarburos Sergio Bohe durante una entrevista exclusiva con ADNSurTv, al referir las alternativas en las que se viene trabajando para mejorar el posicionamiento productivo de la provincia. Con esa meta, se sigue trabajando para que el crudo Escalante sea absorbido por una serie de refinerías del norte del país que lo podrán transformar en fuel oil para se distribuido por mayoristas de fuel oil y también en derivados para la industria del asfalto, de cara a un panorama en el que a fin de año los precios internacionales se aplicarán plenamente en el mercado interno, ya que desaparecerá el “barril criollo” y el esquema de precios sostén.Resultado de imagen para fuel oil

En base a esa perspectiva, se trabaja para ajustar el esquema logístico por el que se podrá trasladar el petróleo hacia los centros de producción, en una asociación estratégica con YPF –que demandaría alrededor de 3.000 metros cúbicos diarios de crudo Escalante una vez que ponga en marcha la ampliación de la refinería La Plata– y otros centros de producción para elaborar el mencionado insumo, que es aprovechado por las usinas de generación termo eléctrica, para producir electricidad.

Con los incrementos de tarifa de la energía, la conversión del petróleo en un insumo para generar electricidad adquiere una mayor rentabilidad, obteniendo un precio por barril mucho más alto que las referencias que hoy da el mercado internacional.

VENDER ENERGÍA, NO PETRÓLEO

La refinación de petróleo Escalante y su posterior transformación en combustible para ser repartido por distribuidores de combustibles alimentar turbinas de generación eléctrica tiene una doble finalidad: reducir –o eliminar, si fuera posible- el excedente de alrededor de 7.000 metros cúbicos diarios (unos 44.000 barriles), que normalmente se venden al mercado externo, con distintos vaivenes según las señales del mercado internacional.

Paralelamente, el segundo efecto positivo de esa colocación sería la posibilidad de lograr un mayor precio para cada barril, lo que se transformaría en un incentivo para recuperar los estándares de producción. Así, desde la perspectiva de los recursos provinciales, se podría compensar la pérdida de regalías petroleras por la generación de mayores regalías eléctricas.

Según el informe elaborado por el Ministerio de Hidrocarburos, el reconocimiento del mayor precio del gas y el reciente incremento de las tarifas eléctricas en el mercado mayorista, direccionan el negocio energético hacia la producción de electricidad.

Así, con un barril de petróleo equivalente (sumando petróleo y gas) tendría un valor de reventa del orden de los 55 dólares por unidad. Es decir, más del doble del costo de producción.

Tag: distribuidor combustibles ifo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *