restaurante-argentino

Abren en Pellegrini un restaurante único en su tipo en Rosario

Una nueva opción gastronómica se suma a la oferta de la Avenida Pellegrini con individuales de cuero y manteles de cuero para mesa. En el reino de las pizzerías y heladerías, abrió sus puertas Milos, un restaurante griego, el único en su tipo de la ciudad.

“Somos griegos, uno de mis socios tuvo un restaurante en su momento, que funcionó hasta 2014. Pero hace 25 años que estamos en la gastronomía haciendo cartas de restaurantes. Estábamos buscando locales por Pellegrini, hasta que pudimos dar el salto”, explicó a punto biz Nicolás Apostolidis, al frente de Milos junto a su socio, Sócrates Moulas.

El flamante restaurante, que sigue al pie de la letra la tradición de comida griega, abrió en Pellegrini 916, casi esquina Maipú, dónde funcionó hasta hace un mes la parrilla “El Catedral”, que no corrió la mejor de las suertes y en menos de un año debió bajar la persiana.

“Sabemos que es una cuadra difícil pero no nos asusta. De hecho, la respuesta que tuvimos en estas pocas semanas es muy buena. Trabajamos todo el día, mucho con el desayuno y menús ejecutivos al mediodía”, describió Apostolidis, un griego de pura cepa.

Conocedores del público de Pellegrini, que acostumbra a encontrar en la avenida platos simples, minutas y mucha pizza y empanada, en Milos apostaron a fusionar propuestas clásicas con un toque griego. “Sale mucho la milanesa napolitana pero, eso sí, con un postre griego. La idea es que el público empiece a conocer la comida típica de esa forma y que después vuelva y se pida un souvlaki”, apuntó el dueño de Milos.

El restó bar tiene capacidad para 100, funciona de martes a domingos y es, hoy en día, el único en su clase en Rosario, ya que hay otro pero en Granadero Baigorria, “Mitos y Musas”. “Esto es lo que sabemos hacer, lo que nos gusta, es algo diferente; la idea es a futuro hacer shows, con orquestas, bailes típicos, algo fino y lindo. No tenemos competencia cerca y eso también es bueno”, dijo Apostolidis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *